¿Qué es el Eneagrama? 5 preguntas comunes.


¿Qué leches es el eneagrama?

El eneagrama entró a mi familia cuando yo aún era adolescente. En especial recuerdo la pasión con la que hablaban de este gran descubrimiento mi madre y sus hermanos, y como al poco tiempo mi madre empezó a declarar que el eneagrama le había “salvado el matrimonio”. Recuerdo noches de camping entreteniéndonos haciendo el test y reconozco que desde aquel entonces saber qué número soy me ha ayudado, guiado y mejorado.

Pero ¿qué es el eneagrama? El eneagrama es un método de autoconocimiento y descubrimiento de la personalidad. Nos ayuda a identificar nuestras tendencias y preferencias, nos guía a destapar nuestros temores y motivaciones más profundas y arraigadas, permitiéndonos así prever, compensar, corregir y crecer. Es una gran herramienta de desarrollo personal, relacional y profesional.

El eneagrama comienza por describir 9 tipos o formas de ver el mundo y de relacionarnos con él, pero así como puedes encontrar miles de tonos de un mismo color en el arco iris, puedes encontrar diferentes tonos en cada tipo. El eneagrama no te etiqueta, encasilla o limita. Es sencillo de comprender pero no simplifica nuestra experiencia humana. Conocerte a través del enegrama es realmente revelador, emocionante y enriquecedor.

¿De dónde sale? ¿Cuál es la historia del eneagrama?

Honestamente no se sabe con certeza lo antiguas que son las raíces del Eneagrama. Si es cierto que van más allá de lo que podemos constatar, asumimos que se irían transmitiendo oralmente y en círculos místicos exclusivos.

En los años ’40 en Europa apareció George Gurdgieff, quien fundó una casa para prácticas espirituales por la que pasaron tanto Claudio Naranjo y Oscar Ichazo. Gurdjieff fue quien empezó a utilizar el gráfico del eneagrama y comenzó a describir las posibilidades del desarrollo humano, el auto conocimiento y el trabajo personal.

Partiendo de ahí, Óscar Ichazo, ya en los años ’70 y en Estados Unidos, dio nombre a las diferentes personalidades elaborando sobre el trabajo de Gurdjeff.

El psiquiatra Claudio Naranjo estudió con Ichazo personalmente. Su gran aportación fue llevarse al campo de la psicología las enseñanzas de Ichazo y explicarlas con términos y conocimientos de la psicología y la ciencia moderna.

En los años 70 se empezaron a publicar libros que iban desarrollando las ideas y usos del Eneagrama. Y así seguimos hasta el día de hoy, cada maestro aportando su granito de arena a este sistema que aunque no es psicología, ni ciencia, asombra por cuánto acierta y lo útil que es para el desarrollo humano.

¿Para qué me sirve conocer el eneagrama?​

El eneagrama enciende la bombilla en tu interior para que puedas ver con claridad cómo funcionas tú: qué es lo que te motiva y qué es lo que te frena, qué es lo que más necesitas y anhelas, y qué es lo que mas temes.

El eneagrama te permite conocerte mejor y plantar cara a aquellas cosas que pueden no gustarte de ti mismo o que te hacen tropezar. Te ayuda a ver aquellas cosas que pueden estar dañándote a ti mismo o deteriorando tus relaciones o tu trayecto profesional.

  • Aumenta tu autoconciencia y la confianza en ti mismo
  • Te permite tratar con claridad asuntos emocionales importantes
  • Te da un marco para comprender comportamientos funcionales y disfuncionales que emanan de motivaciones profundas
  • Aumenta tu compasión hacia ti mismo y hacia otros
  • Te ayuda a descubrir caminos de desarrollo, maduración e integración
  • Aumenta tu motivación y tu productividad
  • Te da un lenguaje y herramientas más profundas que una lista de características
  • Aporta a tu liderazgo autenticidad, intencionalidad e impacto

¿Cómo se aprende el eneagrama?

He oído que durante siglos (algunos como Don Richard Riso dicen que hasta hace 2500 años) la sabiduría del eneagrama se fue pasando de boca en boca. Hasta la década de los ’70 no se había publicado nada escrito sobre el tema.

Muchos maestros del eneagrama explican que es algo que se aprende escuchando hablar de ello, conversando sobre ello.

El eneagrama es más que un sistema impreso en papel y no es algo que se pueda explicar en un taller de dos horas. El eneagrama es sabiduría. Es descubrimiento paso a paso, poco a poco. Es ir destapando caretas y auto engaños y es ir enfrentando la realidad de quien somos – quien hemos sido desde bien pequeñines, quien hemos sido diseñados a ser – y enfocarnos en el esplendor de quien podemos llegar a ser.

Cuando me fui de casa a los veintipocos dejé la biblioteca de mis padres y durante una década viví sin tener ni un libro sobre el eneagrama en casa. Google fue un buen amigo ayudándome a encontrar artículos y respuestas a las dudas y preguntas que me surgían en esos primeros años de adulta y de matrimonio. ¡Hay sitios muy completos por ahí!

Ahora ya tengo mis libros y estoy suficientemente cerca como para ojear los de mi madre, pero me siento sobretodo rica por tener internet y la desbordante fuente de información que resulta ser. Sin embargo, aunque hay tanto escrito, tanto descrito, tanto a mi alcance, siempre compruebo que las conversaciones con amigas a corazón abierto son las mejores sesiones de autoconocimiento.

Así que, sí, lee, aprende, pero sobretodo búscate un buen amigo y un buen café con leche y conversa.

¿Cuánto tiempo necesito para aprender el eneagrama?

Para mí, la lectura y el aprendizaje del eneagrama ha sido poco a poco, capa a capa, punto por punto. Leerlo todo e intentar entenderlo todo de una sentada me parece una locura. Entenderlo y querer aplicarlo todo, totalmente imposible.

Descubro que durante años he dado vueltas a una idea que la sabiduría del eneagrama me ha sugerido: masticándola, probándomela, hasta desenvolverla del todo y hacerla mía. Y después otro aspecto se me hace relevante y durante otra nueva etapa ronda mi cabeza, mi auto descubrimiento y mi desarrollo personal.

Con esto quiero decir que esto del eneagrama no es una receta rápida para convertirte en la persona exitosa que el mundo espera que seas antes de que se acabe el año. Si quieres algo así te recomiendo el libro de Caroline Webb, “Cómo tener un buen día” (¡es buenísimo y me encanta!).

Pero el eneagrama no trata de tu comportamiento o de cómo modificarlo. Lo que hace es ayudarte a ver tus motivaciones, y pone palabras a lo que tú ya intuyes o te temes sobre ti mismo. Te entiende, te explica, te desarma. Y esto lleva su tiempo.

¿Tomas café con leche todos los días? Yo empiezo la mañana con una taza de té con leche. La cosa es que lo hago todos los días: me gusta, lo necesito, y me ayuda. El eneagrama también: me gusta, lo necesito, y me ayuda.

Eneagrama con leche.

Entender el Eneagrama paso a paso

Después de todas estas explicaciones seguro que estás pensando «vale, estoy súper interesado ¡¿por dónde empiezo?!»

Yo te propongo ir paso a paso, leyendo sobre conceptos y dándote tiempo a asimilarlos:

  1. Estamos hablando de personalidad pero ¿qué es la personalidad?
  2. Si te mueres de curiosidad puedes echar ya un vistazo a los nueve tipos de personalidad.
  3. Es fundamenteal entender la importancia de nuestros miedos y deseos, de dónde salen y cómo nos afectan.
  4. Familiarízate varios conceptos que suelen mencionarse en conversaciones sobre el eneagrama: tipos, alas, niveles, flechas, instintos, centros de inteligencia, triadas…
  5. Descubre qué son las alas, cuáles son tus alas del eneagrama, cuándo aparecen, cómo desarrollarlas y alguna cosa más.
  6. Ver todos los pasos

Síguenos en Instagram @eneagrama_conleche donde aclaramos dudas, escuchamos opiniones y nos reímos de nosotros mismos.

Berta B.

¡Hola! Soy un #Nueve con ala #Ocho a la que le ha venido muy bien conocerse a través del Eneagrama para poder salir de mis depres y atascos para avanzar hacia mis metas y construir el estilo de vida que realmente quiero. Estoy casada con un maravilloso #Siete y tengo tres hijos pequeños, los tres chicos. Aunque me siento muy cómoda en la ciudad soy más de pueblo que las amapolas, y vivir como vivo ahora perdida en el campo es una pasada (¿el sueño de todo #Nueve?). Me gusta escribir, me gusta diseñar, me gusta acompañar, hacer pensar y reír, y este blog me permite combinarlo todo. ¡Bienvenido! Coge tu café con leche (o té o mate o colacao) y venga ¡vamos a hablar del eneagrama! Espero que disfrutes.

Recent Content