Los 3 centros y las tríadas


Centros y Tríadas del Eneagrama

En el aprendizaje del Eneagrama y para el desarrollo personal de cada persona es muy importante entender un aspecto fundamental: el tema de los centros y las tríadas.

Según el Eneagrama tradicional los centros son los tres puntos de partida de la psique humana a través de los cuales nos relacionamos con la realidad: el pensamiento, el sentimiento y el instinto. Los 9 tipos de personalidad se dividen en tres tríadas: la mental, la emocional y la visceral.

Conocer la importancia de los centros nos abre la puerta a dar zancadas en nuestro crecimiento y desarrollo personal. Entenderemos que todos tenemos los tres centros y encontraremos madurez y mejor calidad de vida al aprender a vivir armonizando los tres.

¿Cómo se llaman los centros?

Podemos ver en la literatura sobre el Eneagrama el uso de diversos nombres para cada centro:

Centro de la Acción 

  • Instinto
  • Cuerpo
  • Vísceras
  • Manos
  • El hacer

    

Centro del Sentimiento 

  • Relaciones
  • Corazón
  • Propósito
  • Conexión
  • El sentir

     

Centro del Pensamiento

  • Lógica
  • Cerebro
  • Información
  • Cabeza
  • El pensar      

¿Cómo se interpretan y usan los centros según el Eneagrama?

Hay diferentes formas de entender los centros:

1) Podemos entenderlos como “centros de expresión”

El enfoque está en cómo nos mostramos y la experiencia que tiene el mundo de nosotros.

2) Podemos entenderlos como “centros de inteligencia

El enfoque está en la posibilidad de acceder cada centro para lograr mayor presencia y autenticidad de la esencia.

3) Podemos entenderlos como “ centros de estructura”

El enfoque está sobre los desafíos o temas emocionales que cada tríada del Eneagrama tiene con los centros.

1) La teoría de los centros de expresión del Eneagrama

Los autores del Eneagrama que enseñan sobre los centros de expresión se enfocan en cómo nos mostramos y la experiencia que tiene el mundo de nosotros.

Esta perspectiva tiene que ver con el mundo exterior y cómo perciben los demás nuestra participación en la vida. Así que tiene que ver sobretodo con el comportamiento y con nuestra interacción con los demás.

Si bien todos tenemos la capacidad de actuar, pensar y sentir, la gente que nos conoce podría quizá describirnos más como alguien emocional, o un pensador, o alguien activo, por que así nos experimentan.

Esta perspectiva sobre los centros no ata a los 9 tipos del Eneagrama con centros de expresión interpersonal. Esto quiere decir que por ejemplo, un individuo que se identifica con el eneatipo 1 podría expresarse en el mundo como un “pensador”, mientras que otro podría ser más emocional o más orientado hacia la acción, independientemente de su eneatipo 1. (Pero en la expresión intrapersonal sí está en el “Centro del Hacer” junto al eneatipo 8 y 9). Esto puede hacer que identificar tu tipo del eneagrama sea un poco confuso, si ignoras que igual puedes estar expresándote “hacia fuera” desde uno de los centros que no es el mismo con el que, digamos, te relacionas contigo mismo.

Distribución de eneatipos por centros de expresión interpersonal:

¡Cualquiera! Suele ser el mismo que el de expresión intrapersonal pero no siempre.

Qué significa interpersonal:

Interpersonal es un término que refiere a la relación entre dos o más personas. Es decir que el concepto interpersonal puede calificar tanto a un tipo de comunicación como a un vínculo. Una relación interpersonal puede basarse en los sentimientos, en las emociones, en los negocios, en el trabajo, en el saber artístico o en cualquier contexto donde exista la posibilidad de la comunicación entre los sujetos.

Definición de quesignificado.com

Distribución de eneatipos por centros de expresión intrapersonal:

  • Emocional: eneatipos 2, 3 y 4
  • Mental: eneatipos 5, 6 y 7
  • Visceral: eneatipos 8, 9 y 1
Qué significa intrapersonal:

Intrapersonal es un término que hace referencia a la conciencia que tiene un individuo de sus capacidades y limitaciones, la capacidad de ver con realismo quiénes somos, cómo somos y qué queremos. Es decir, es un tipo de inteligencia que permite tener una imagen exacta de nosotros mismos, comprender cabalmente nuestros anhelos y prioridades, monitorear nuestros sentimientos íntimos para saber cómo actuar y qué decisiones tomar para lograr el equilibrio y satisfacción de nuestras necesidades emocionales. 

Definición de quesignificado.com

¿Cómo nos plantea crecer esta perspectiva?

Al reconocer qué centro somos más propensos a mostrar a otros en nuestras interacciones veremos el desequilibrio que puede haber en cuanto a los otros centros, imagínate estos casos:

  • Una persona que se expresa muy emocionalmente puede tomar decisiones sin considerar bien los datos o sin hacer una análisis objetivo, y también ignorando las señales de peligro que su cuerpo le esté enviando..
  • Un individuo que está altamente orientado hacia la acción en su expresión hacia el mundo y, sin prestar la suficiente atención a planificar cuidadosamente ni al impacto que sus decisiones pueden tener en otras personas, se lanza a la implementación de decisiones impulsivas “arrasando con todo”.
  • Una persona que está tan altamente orientada hacia el pensamiento que se paraliza por su exhaustivo análisis de  la situación, no logra pasar a la acción, y/o trata a los demás de una forma fría o sin emoción.

Como ves esta perspectiva de los centros, viéndonos como centros de expresión interpersonal, trata sobretodo sobre nuestro comportamiento por lo que el feedback o comentarios que podamos recibir de cómo nos perciben otras personas puede ayudarnos en gran manera a crecer.

Descripción de los Centros de Expresión

La expresión del Centro de la Acción

La expresión del Centro del Hacer se percibe como energía “caliente”, movimiento, acción, instinto y sensaciones físicas. Las personas que se expresan predominantemente a través del Centro del Hacer son energéticas, vivaces, y están atentas tanto a su voz instintiva como al ambiente que los rodea. En lo emocional, se asocia el Centro del Hacer con la ira, la cual puede tomar diversas formas y a veces otros la experimenten como agresividad.

En el extremo más negativo, la acción puede ser excesiva, dispersa o sin enfoque siendo en el fondo un mecanismo de defensa o una forma de resistirse a pensar o a conectar con otros. En el extremo positivo, al expresar inteligentemente el Centro del Hacer se aporta energía positiva, decisión, fuerza y poder.

La expresión del Centro del Sentimiento

La expresión del Centro del Sentir se percibe como energía “suave”, consciencia, conexión y relación. El Centro del Sentir abre el corazón a estar conectado a las necesidades y los sentimientos de otros y de uno mismo. Las personas que se expresan predominantemente a través del Centro del Sentir tienden a ser inclusivas y colaboradoras a la hora de resolver problemas.

En el extremo más negativo, sentir excesivamente lleva a ser demasiado sensible, volátil y propenso a manipular emocionalmente. En el extremo positivo, expresar inteligentemente el Centro del Sentir resulta en empatía, autenticidad, receptividad, y capacidad de intercambiar valoraciones o sentimientos sin perder el equilibrio.

La expresión del Centro del Pensamiento

La expresión del Centro del Pensar se percibe como energía “fría”, racionalidad, información, ideas, planificación y priorización. Las personas que se expresan predominantemente a través del Centro del Pensar suelen analizar situaciones con excelencia y aportar grandes ideas basadas en un buen entendimiento de los datos.

En el extremo negativo, pensar demasiado las cosas puede llevar a la parálisis por dedicarse a planificar, analizar, y posponer decisiones, todo en un intento de controlar las cosas, o por tener la mente tan llena de preocupación, duda o crítica.

En el extremo más positivo, expresar inteligentemente el Centro del Pensar aporta claridad, curiosidad, capacidad de reflexionar profundamente, y también una clara capacidad de tomar decisiones y pasar a la acción.

“Yo creo que ya se ha aclarado hace tiempo que aunque el eneatipo de una persona esté en un Centro específico que ese es el Centro que usan por encima de los demás. Por ejemplo, muchos 9s no están muy en contacto con su Centro corporal; muchos 9s se relacionan más con el Centro del corazón y otros con el Centro de la cabeza. Muchos 3s no se identifican con ser del Centro del corazón ni otros los perciben así.»

Ginger Lapid-Bogda Enneagram in Business

“Que conste, que en el Enneagram Institute no enseñamos que los tipos son un centro; Una tríada y un centro no son lo mismo. Enseñamos que los tipos dentro de cada tríada representan la identificación del ego con un grupo específico de temas/problemas primarios relacionados con los centros pero que todo el mundo tiene esos temas/problemas en una medida u otra. También recuerdo a la gente que es ridículo decir “Yo soy una persona del corazón” o “Yo soy de la mente” etc. Te preguntaría que porqué quieres ser solo el tercio de una persona. Y sí, estoy convencido de que lo principal de todo este sistema es la armonización de los centros.»

Russ Hudson Enneagram Institute

2) La teoría de los centros de inteligencia del Eneagrama

Esta perspectiva de momento es mi favorita porque la encuentro muy útil. Aunque no descarto las otras porque he aprendido que “al eneagrama hay que darle tiempo”: Quizá en otra etapa de la vida las otras perspectivas me ayuden mucho también.

En resumen este enfoque en los centros como centros de inteligencia nos ayuda a avanzar en el camino a niveles más sanos de nuestro propio eneatipo a través de la práctica de prestar atención a los tres centros.

Cada uno de los centros nos ofrece contacto con la realidad y nos permite estar presentes, pero cada uno con sus peculiaridades, por lo que cuanto más utilicemos los tres centros en armonía, mejor.

Lo que pasa es que normalmente tiramos más de uno de los centros, o tenemos uno más abandonado que los otros dos. Así quizá te identifiques (o puedas verlo más fácilmente en otros) que te apoyas más en la razón que en los sentimientos, o en lo que te dice tu instinto que en la razón…

triadas_eneagrama

Descripción de las Tríadas de los Centros de Inteligencia

Características comunes de los eneatipos del Centro de la Acción (8, 9 y 1)

Los tipos 8, 9 y 1 se apoyan en su instinto y en la inteligencia de su cuerpo. “Hacer” es su verbo por defecto. Están orientados hacia la justicia.

Características comunes de los eneatipos del Centro del Sentimiento (2, 3 y 4)

Los tipos 2, 3 y 4 están orientados hacia las relaciones y las conexiones. Perciben y conocen primeramente a través del sentimiento, el tono o el ambiente.

Características comunes de los eneatipos del Centro del Pensamiento (5, 6 y 7)

Los tipos 5, 6 y 7 se sirven primeramente de sus facultades mentales (el cerebro) y conocen a través de la lógica, la razón y el análisis. Están orientados hacia la información.

Conectar y prestar atención a los tres centros de inteligencia

Cuando nos damos cuenta de que nuestros patrones automáticos se apoyan desequilibradamente más sobre uno de los centros que sobre los otros podemos empezar a desarrollar nuestra conexión y relación con los otros centros.

Por ejemplo, si me doy cuenta de que cuando tengo un problema respondo automáticamente con mis emociones más que con la lógica o las señales de mi cuerpo, puedo aprender a prestar atención a los otros centros.

Logramos “prestar atención” a los otros centros despertando de nuestros patrones automáticos, aprendiendo a hacer una pausa, y dándonos tiempo para escuchar a los otros centros.

Mi centro predominante es el de la acción. He descubierto que cuando mis hijos me sacan de quicio, mi mano reacciona sola dándoles una colleja. ¡Esto no es algo de lo que me enorgullezca en absoluto! En teoría valoro la no-violencia y no quiero ser una madre agresiva… Lo que estoy aprendiendo es a, en ese instante en el que mi brazo empieza a moverse hacia mi hijo, escuchar a mi corazón y a mi mente.

Mis emociones: “sí, puedo estar ofendida, pero amo a mi hijo y no quiero hacerlo daño. Quiero mantener la paz, la calma, que no nos pongamos todos a gritar y pegar.”

Mi mente: “sí, estoy enfadada porque me ha faltado el respeto o lo que sea, habrá alguna razón,… pero en casa no toleramos la violencia. Además no tiene sentido ponerse así porque no logras nada, al contrario, se empeora todo con la agresividad…”

Un centro se hace “inteligente” cuando lo prestamos atención de una forma arraigada, abierta y clara – y, como habrás visto en mi ejemplo, no se trata de conectar con cada centro de una forma misteriosamente mística, de un trance o algo así.

Despertar y prestar atención a cada centro de inteligencia nos amplia las posibilidades de  estar presentes y participar en la vida.

Crecer en los niveles de desarrollo del Eneagrama

Profundizar en nuestra relación con los tres centros de inteligencia nos lleva a crecer en los niveles de desarrollo dentro de nuestro eneatipo. Al desarrollar la atención a la inteligencia de un centro, logramos mayor armonía e integración de nuestro cerebro y persona, y nos podemos expresar en un nivel de desarrollo más alto.

A veces necesitamos trabajar bastante este crecimiento, quizá necesitemos sanidad en algunas áreas – Dios sabe porqué hemos bloqueado nuestra atención y confianza en nuestra mente, o en nuestro corazón, o en nuestro cuerpo…. Lo cierto es que necesitamos transformar patrones profundamente arraigados en nuestro ser.

Curiosamente las inteligencias se construyen y fortalecen unas a otras: estar presente a nuestro cuerpo, es decir, prestar atención a lo que nos está indicando nuestro instinto (nuestro cerebro reptiliano o nuestra intuición, como quieras llamarlo) abre la puerta a que estemos más presentes a nuestro corazón, es decir, que conectemos con nuestra emociones y las de otros, y esto abre el camino a estar presente en nuestra mente.

Leer y observar los diferentes niveles de nuestro eneatipo puede darnos pistas de hacia donde dirigirnos y qué camino seguir para crecer.

En este enlace, básicamente han colgado las páginas sobre los niveles de desarrollo del libro «Sabiduría del Eneagrama» (el libro que yo súper-recomiendo). Echa un vistazo para profundizar.

3) La teoría de los centros de estructura del Eneagrama

La teoría de los centros como centros de estructura nos viene de los primeros maestros del Eneagrama y realmente va unida y complementa la perspectiva de los centros de inteligencia y las tríadas.

  • Claudio Naranjo enseñó que hay tres conjuntos de problemas emocionales que comparten los tipos del Eneagrama en grupos de tres.
  • Oscar Ichazo también enseñó que cada tríada tiene una “fijación” (un problema o tema emocional causado por una herida en la infancia – teoría del Tri-fix o Tritipo, denominado así posteriormente por Cathrine y David Fauvre)

Básicamente esta perspectiva explica que cada eneatipo tiene unos dilemas o desafíos específicos que resolver en relación a su centro y al tema emocional asociado con ese centro.

triadas_eneagrama_fijaciones

Es una teoría estática en el sentido de que cada persona que se identifica con un eneatipo tendrá que trabajar los mismos desafíos que otra del mismo eneatipo.  

Considerar los centros como reveladores de nuestros dilemas internos nos ofrece un camino por el que explorar nuestro tema o problema desde una perspectiva intrapersonal. Es posible que desde fuera no se perciban estos dilemas o esas emociones soterradas, no ser algo obvio o visible a los demás no significa que no esté ahí y que no nos convendría enfocarnos en ello para crecer.

Te recomiendo dedicar un rato a leer la siguiente información y considerarla…. ¿la reconoces como cierta en ti? ¿en el fondo, es eso con lo que luchas? ¿es eso lo que tu ego busca?

La tríada del centro de la acción

  • Tipos: 8, 9 y 1
  • Busca: Autonomía
  • Interés/preocupación: Resistencia y control del entorno
  • Sentimiento soterrado: Ira
  • Problemas de: Ira, agresividad, control y represión

La tríada del centro del sentimiento

  • Tipos: 2, 3 y 4
  • Busca: Atención
  • Interés/preocupación: Amor al yo falso e imagen propia
  • Sentimiento soterrado: Vergüenza
  • Problemas de: Vergüenza, tristeza, identidad y hostilidad

La tríada del centro del pensamiento

  • Tipos: 5, 6 y 7
  • Busca: Seguridad
  • Interés/preocupación: Estrategias y creencias
  • Sentimiento soterrado: Miedo
  • Problemas de: Miedo, cinismo, inseguridad y ansiedad

Los temas principales de las tres tríadas:

La tríada del instinto

Los tipos Ocho, Nueve y Uno procuran resistirse a la realidad (creando límites para el yo basados en tensiones físicas). Estos tipos tienden a tener problemas de agresividad y represión; bajo las defensas del ego llevan muchísima ira.

La tríada del sentimiento

Los tipos Dos, Tres y Cuatro están interesados en su imagen (apego al falso o supuesto yo de su personalidad). Creen que las historias sobre ellos y sus supuestas cualidades son su verdadera identidad; bajo las defensas de su ego llevan muchísima vergüenza.

La tríada del pensamiento

Los tipos Cinco, Seis y Siete tienden a la ansiedad (experimentan falta de apoyo y orientación). Se entregan a comportamientos que ellos creen que van a mejorar su seguridad; bajo las defensas de su ego llevan muchísimo miedo.

Fuente: La Sabiduría del Eneagrama – Riso & Hudson

Dirección y enfoque de cada tipo:

Curiosamente en cada tríada se repite un patrón que describe la energía de cada tipo hacia su problema:

  • Hacia dentro
  • Hacia fuera
  • Hacia fuera y hacia dentro  

Direcciones de los límites del ego en la tríada del instinto

  • 8 – Energía dirigida hacia fuera, contra el entorno
  • 1 – Energía dirigida hacia dentro, contra sus impulsos interiores
  • 9 – Energía dirigida hacia las amenazas internas y externas

Dirección de la imagen propia den la tríada del sentimiento

  • 2 – Imagen propia presentada exteriormente a los demás
  • 4 – Imagen propia presentada interiormente a sí mismo
  • 3 – Imagen propia presentada a sí mismo y a los demás

Direcciones de la “huida” en la tríada del sentimiento

  • 5 – Huida hacia dentro, por miedo a aspectos del mundo exterior
  • 7 – Huida hacia fuera por miedo a aspectos del mundo interior
  • 6 – Huida hacia dentro para eludir amenazas externas y hacia fuera para eludir miedos internos

Próximamente más sobre el tema de los centros

Me parece que ya es bastante largo este artículo y aún me quedan cosas que comentar ¡vuelve pronto!

  • Sobre cómo encaja el eneagrama, en especial este tema de los centros de inteligencia, con la neurociencia.
  • Sobre las tríadas armónicas y cómo esta perspectiva nos lleva a la integración y madurez, o centramiento (madre mía, que usamos muchos términos para lo mismo según en qué círculo estemos…)
  • Sobre los grupos hornevianos y cómo aplicarlo a nuestro desarrollo personal.

¿Quieres leer más?

Igual este es el primer artículo que lees en esta página «Eneagrama con leche» donde nos gusta hablar en profundidad del Eneagrama pero de una forma práctica y coloquial, es decir: con un café en la mano, una sonrisa en la cara, y con un buen sabor de boca que se traduzca en prácticas y cambios en nuestra vida.

Te doy la bienvenida (de verdad, si me pillas por la calle te invito a un café con leche) y te invito a sentarte con nosotros: echa un vistazo a la sección de «El Eneagrama Paso a Paso» para ver cómo leerte todo lo que hemos ido sirviendo en la mesa sin que te dé una indigestión.

Berta B.

¡Hola! Soy un #Nueve con ala #Ocho a la que le ha venido muy bien conocerse a través del Eneagrama para poder salir de mis depres y atascos para avanzar hacia mis metas y construir el estilo de vida que realmente quiero. Estoy casada con un maravilloso #Siete y tengo tres hijos pequeños, los tres chicos. Aunque me siento muy cómoda en la ciudad soy más de pueblo que las amapolas, y vivir como vivo ahora perdida en el campo es una pasada (¿el sueño de todo #Nueve?). Me gusta escribir, me gusta diseñar, me gusta acompañar, hacer pensar y reír, y este blog me permite combinarlo todo. ¡Bienvenido! Coge tu café con leche (o té o mate o colacao) y venga ¡vamos a hablar del eneagrama! Espero que disfrutes.

Recent Content